viernes, 28 de noviembre de 2014

Tarta Ferrero Rocher gigante

Buenas días, os presento el postre que no debe faltar de nuestra mesa estas navidades. Es una tarta que la vi en un video de cocinando con loli, y, que deciros de el. Es elegante y espectacular. Es un Ferrero Rocher gigante y relleno a su vez de bombones.











Ingredientes:
  • 200 gr. de Nutella (es mejor la Nutella ya que el Ferrero Rocher esta hecho de esa crema)
  • 500 ml. de nata para montar.
  • 100 ml. de leche.
  • 75 gr. de avellanas.
  • 2 claras de huevo.
  • 6 hojas de gelatina.
  • 100 gr. de chocolate fondant.
  • 6 bombones Ferrero Rocher.
Ingredientes para la cobertura:
  • 150 gr. de avellanas picadas (yo las partí con la batidora)
  • 200 gr. de nata.
  • 200 gr. de chocolate
  • 50 gr. de mantequilla
  • 2 hojas de gelatina
  • 1 bote de spray dorado comestible.
  • Cartulina marrón.
  • Molde de chupachups gigante de la marca Fiesta.


Preparación:

Lo primero que tenemos que hacer es montar la nata. Yo siempre la tengo en el frigorífico para poderla usar en cualquier momento. No podemos olvidar que tiene que estar muy fría para que monte, así que cuando pensemos en hacer la tarta nos debemos de asegurar de meter la nata el día anterior en la nevera. Cuando la tengamos montada la reservamos y ponemos a remojo las hojas de gelatina en un poco de agua.

Tras estos pasos ponemos en un cazo a fuego bajo la leche, el chocolate y la Nutella. Dejamos que se disuelva todo bien y mientras, montamos las claras de huevo a punto de nieve. Cuando estén listas las reservamos al igual que la nata.
En ese momento añadimos la gelatina hidratada y escurrida al cazo del chocolate y removemos hasta que se integre por completo. Añadimos las avellanas y mezclamos todo bien. Dejamos reposar hasta que se temple. Mientras forramos el molde de Chupachups con film transparente para que podamos desmoldar bien la tarta cuando esté cuajada.


Buscamos un bol en el que entre la mezcla que acabamos de hacer, mas la nata y las claras a punto de nieve. Lo primero que hacemos será echar la nata en el chocolate, poco a poco y con movimientos envolventes. Después echaremos las claras igualmente con movimientos envolventes, para que le entre suficiente aire a la mezcla. Cuando tengamos todo mezclado le echamos los bombones de Ferrero Rocher, removemos despacio y vertemos todo en el molde forrado de plástico. Hay que dejarlo hasta el día siguiente en el frigorífico para que cuaje, pero a mi personalmente me gusta más meterlo en el congelador ya que se prepara mejor estando un poco duro, pero no mucho, ya que si no, no podremos clavar bien las avellanas. Este es el siguiente paso, clavarlas bien en la tarta para asegurarnos de que no se despeguen y se caigan.
Volvemos a meter al frigo y ponemos en un cazo la mantequilla, el chocolate y la nata. Removemos bien hasta que se integre todo bien. Mientras habremos puesto a hidratar la gelatina en agua fría. Cuando esté lista la echamos y mezclamos bien.
Sacamos la tarta del frigo, la ponemos sobre una rejilla y echamos el chocolate sobre ella, bañándola bien. ¡Importante que no quede ningún trozo sin bañar!
Dejamos enfriar el chocolate y pintamos con el spray comestible dorado. Tan solo nos queda recortar y plisar la cartulina para que parezca el molde de un bombón y ........quedaréis como unos reyes estas navidades, os lo aseguro.