sábado, 17 de enero de 2015

TARTA PARA EL PAPI BUCEADOR

Esta tarta la preparé para el cumpleaños de mi marido. Le encanta bucear y la verdad es que le hizo mucha ilusión porque me ayudaron mis hijos a prepararla. Era la segunda, por lo que faltas tiene para aburrir, pero fué muy divertida hacerla. Esta tarta es como todas las recetas que os enseño, rápida y fácil.


Ingredientes para el bizcocho:
  • 4 huevos.
  • 200gr. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 200 gr.de azúcar.
  • 300 gr. de harina de trigo.
  • 1/2 sobre de levadura tipo Royal
  • Azúcar avainillada o esencia de vainilla, siempre al gusto
  • Una pizca de sal
  • Spray desmoldante (desde que lo he descubierto estoy encantada con el)
Preparación:
Lo primero que hacemos es engrasar el molde donde vayamos a cocinar el bizcocho y encendemos el horno para que se caliente.
En un bol tamizamos la harina junto con la levadura y la sal y reservamos.
Batimos el azúcar con la mantequilla hasta que quede bien mezclado. Entonces empezamos a añadir los huevos uno a uno y continuamos batiendo hasta que quede una crema homogénea.
Vamos integrando la mezcla de la harina, la levadura y la sal con la mezcla anterior y por último la vainilla. Batimos muy bien con las varillas hasta conseguir una mezcla homogénea y durita. Esta masa se va a quedar muy compacta puesto que no lleva leche por dos razones, primero porque tiene que aguantar el peso del fondant y segundo, porque si mojamos mucho el bizcocho corremos el riesgo de que se humedezca el fondant y quedarnos sin el, ya que al estar hecho de azúcar se podría deshacer.
Lo metemos al horno a 180º y lo dejamos unos 40 minutos. Pasado este tiempo hacemos la prueba del palillo y comprobamos si ya está hecho viendo si sale limpio o no.
Cuando el bizcocho ya está frío lo bañamos con un almíbar que habremos hecho calentando la misma cantidad de agua que de azúcar.
Para relleno y la cobertura en este caso lo que he utilizado ha sido Nocilla, pero se puede utilizar una buttercream de cualquier sabor. Nada mas cubrirla la tenemos que poner en la nevera para que endurezca y se pueda forrar perfectamente.
Cuando haya endurecido procedemos con la decoración de fondant, para ello necesitamos azúcar glass para espolvorear la superficie de trabajo y que no se nos pegue el fondant a esta. También se puede utilizar maizena pero yo personalmente prefiero utilizar azúcar glass.
Amasamos primero el fondant con las manos, es decir lo sobamos y cuando ya esté blando lo estiramos con el rodillo. Tenemos que estirarlo bien, quedando la masa bastante mas grande que el diámetro del bizcocho. Una vez lo tengamos listo lo cubrimos con mucho cuidado de no se nos rompa. Nos ayudamos del rodillo para colocarlo encima.
Preparamos los adornos que vayamos a poner, en mi caso ayudaron los niños a prepararlos, los hicimos con un molde de Wilton. El buceador es su padre, jijijijiji