sábado, 25 de octubre de 2014

Tarta de Halloween de piruletas

Esta es de esas tartas que gustan a todos en general, tanto a niños como a mayores. Te vienen los recuerdos de cuando éramos pequeños. ¿Quién no recuerda el sabor de las piruletas? Eso si, el licor de pirueta lleva alcohol, así que los niños no deben de comer mucha. Esta tarta la descubrí en el blog de kanela y Limón y que os podría decir de ella. Bueniiiiiisima.



 Ingredientes para la tarta:

  • 1 yogurt griego
  •  350 gr. de nata para montar.
  • Un tarro de yogurt lleno de azúcar.
  • 5 piruletas rojas.
  • 50 ml. de licor de piruletas.
  • 50 ml. de agua
  • 6 laminas de gelatina neutra.


Ingredientes para la base:
  • 2 rulos de galletas tipo María.
  • 100 gr de mantequilla derretida.

Preparación:

Lo primero de todo es preparar la base de la tarta, triturando las galletas y añadiéndoles la mantequilla previamente derretida en el microondas. Mezclamos todo bien y extendemos la masa aplanándola y compactándola firmemente en la base del molde. La metemos a enfriar en la nevera mientras preparamos el resto.

Trituramos las piruletas y las echamos en un cazo que tenemos al fuego con el agua, las movemos hasta su completa disolución. 

En un bol con agua fría hidratamos las laminas de gelatina. Retiramos el cazo del fuego y le añadimos la gelatina ya escurrida y removemos bien.

En otro recipiente mezclamos el azúcar, el yogurt y el licor de piruleta. Una vez bien que esté bien mezclado le añadimos la mezcla de la gelatina y volvemos a remover.
Montamos la nata y le añadimos toda la mezcla anterior con movimientos envolventes hasta que quede una pasta homogénea. Toda esta mezcla la vertemos sobre la base de galletas y lo metemos en el frigorífico como mínimo cuatro horas, aunque es verdad que está mejor de un día para otro.